miércoles, 10 de julio de 2013

Nuevo impuesto para el aire acondicionado


Hoy, abrimos un hueco en nuestro blog, para hacernos eco del artículo escrito por Ramón Cerdá en su blog de opinión (blog del que recomendamos su lectura), donde nos explica detalladamente los aspectos de los nuevos impuestos y de las subidas establecidas en los impuestos veteranos; no tiene desperdicio:


aire acondicionadoEl descalabro continúa con la política sin sentido de seguir subiendo impuestos sin cesar, y en este caso concreto, incluso nos crean un nuevo impuesto. En la primera comparecencia que escuché sobre este asunto, se decía que subían alcohol y tabaco porque, de algún modo, son conductas a perseguir. Evidentemente no fueron estas las palabras, pero la cosa iba en este sentido. Querían justificar que como no es bueno ni fumar, ni beber, es correcto subir impuestos. Ahora bien, yo me planteo muchas cosas al respecto, además de pensar que este argumento es una excusa como otra cualquiera pero que no tiene ningún valor.

1.- Ha de quedar claro que si el Gobierno sube los impuestos de alcohol y tabaco, no lo hace en pro de un beneficio social para que bajen estas prácticas nocivas en los ciudadanos sino con la única (y digo única) meta de aumentar la recaudación.

2.- Que fumar y beber sea más o menos reprobable no justifica más subidas de impuestos, puesto que si lo que buscan es reducir el número de fumadores y gente que bebe alcohol más o menos ocasionalmente, esto chocaría con su meta de recaudar más.

3.- Si tenemos en cuenta que antes de esta subida, y por poner un ejemplo, en el tabaco creo recordar que más de un 80% del precio total son impuestos, me parece ya más que confiscatorio que sigan subiéndolos más, dejando el precio real del producto como algo simbólico; algo como lo que ocurre también en la gasolina.

4.- Parece que no se quiere tener en cuenta que, al menos en lo que al alcohol se refiere, afecta directamente a nuestro sector de hostelería y por lo tanto también al turismo. Estos señores siguen sin saber hacer cuentas. Sus economistas se limitan a hacer una operación de preescolar, donde cogen como cifra de referencia la última recaudación y la incrementan en el porcentaje de aumento del impuesto, y eso, evidentemente no es así. No tienen en cuenta los efectos colaterales y de descenso de recaudación que pueden provocar.

5.- Si este argumento de que es porque estos sectores merecen el castigo fuera verídico, se hubieran limitado a subir alcohol y tabaco y no habrían aplicado también la subida a sociedades, ¿o es que las empresas son también nocivas y deben ser acuchilladas a más impuestos y menos deducciones?

6.- NUEVO IMPUESTO: Y para terminar… ¿también es reprobable el uso de aparatos de aire acondicionado y frigoríficos? Recordemos que aquí nos han creado un nuevo impuesto ad-hoc que afectará a este tipo de aparatos.
Con cada incremento de impuestos (o creación de nuevo impuesto) asfixian más la economía y arruinan a más empresarios y familias, además de aumentar el paro.
Cada día que pasa es un día más tarde para llegar a tiempo de reaccionar… y puede que ya no sea posible.

Ramón Cerdá

No hay comentarios:

Publicar un comentario